Cómo ser un artista mentalmente fuerte: 7 consejos
Previous
RANDOM
La pieza más larga de la historia de la música
Next
Empleabilidad

Gestión cultural en los conservatorios superiores

by Miguel Rodríguez20 Enero, 2016

Si hay un tema que se repite habitualmente en Social Musik es la necesidad de renovar nuestro actual sistema educativo para responder a los retos que el mercado de trabajo lanza a los músicos actuales. Creo que uno de esos posibles cambios es la inclusión de la gestión cultural, en un concepto amplio, como asignatura dentro de los centros superiores. Así se podrían abordar aspectos de la gestión de carreras, necesidades a la hora de desarrollar nuestros propios proyectos, ayudas económicas estatales, marketing, redes sociales, etc. de forma que los alumnos se gradúen pertrechados con las herramientas necesarias para cumplir sus objetivos profesionales.

Partiendo de esta idea, me gustaría tratar hoy las posibilidades que podría ofrecer la asignatura de gestión cultural, beneficiando no solo al alumno de la clase, sino a toda la comunidad estudiantil. Huelga decir que todas estas ideas obviamente han de ser supervisadas por el profesorado, integradas en el currículo de la asignatura y ser debidamente evaluadas y contextualizadas en la realidad de la institución académica, pues sin una planificación integral el esfuerzo sería en balde. Empecemos:

  • Apoyo a la asociación de alumnos: Es necesario que se tome conciencia de la importancia de una asociación de alumnos funcional, pues puede dar salida a muchos problemas del centro. En clase se verían las formas asociativas contempladas por la ley, con su regulación y limitaciones, algo que más tarde se podría aplicar a la asociación de alumnos por los propios interesados.
  • Grupo de trabajo de “management”: Como parte del aspecto práctico de la asignatura se podría, a través de la asociación de alumnos, buscar entidades que decidiesen colaborar con agrupaciones del centro convirtiendo a los estudiantes en “managers” de grupos voluntarios que quieran colaborar y obtener así posibles contactos para ofrecer conciertos. Por la integración de la gestión cultural en los conservatorios superiores Clic para tuitear
  • Desarrollo con proyectos: Al igual que en las universidades existen parques tecnológicos, un conservatorio superior es un hervidero de ideas que tienen derecho a ser encauzadas con el apoyo del profesorado. Así se podría crear un grupo de trabajo que ayudase a desarrollar la imagen corporativa, dossieres y presentaciones de proyectos que nazcan en el centro.
  • Grandes agrupaciones: Todos los centros tienen como mínimo una orquesta en la que los alumnos tocan para aprender lo que el trabajo en grandes agrupaciones. Se podría coordinar con el encargado de la agrupación un proyecto de adaptación a un nivel más real, con distintos departamentos acordes al funcionamiento de una orquesta profesional.

Puede parecer que todas estas ideas serían muy complicadas de llevar a la práctica, y desde luego serían algo complejas de organizar, pero es indudable que con el apoyo suficiente sería una experiencia muy enriquecedora para los alumnos.

Como suelo decir siempre, esto no dejan de ser pequeñas muestras de lo que se podría hacer para abandonar el instrumentocentrismo que está limitando, sin quererlo, las alternativas laborales de los estudiantes de música en nuestro país.

Miguel Rodríguez
Fagotista, escritor y gestor cultural. Director técnico en la Barbieri Symphony Orchestra y colaborador en Conciertos Vitoria S.L.
1 Comments
Leave a response

Leave a Response

*