[Vídeo] Escaleras musicales
Previous
RANDOM
¿Qué son los sonidos binaurales?
Next
Marketing Musical

Renovarse o morir

by Miguel Rodríguez9 Diciembre, 2015

El viernes pasado asistí al concierto que ofreció la Orquesta Nacional de España con el Maestro Eschenbach y el barítono Matthias Goerne. Tranquilos que esto no es una crítica del concierto, lejos estoy de querer hacer esas cosas, sin embargo sucedió algo único durante el concierto, algo que he comentado muchas veces con compañeros del gremio y que por fin parece que va calando en nuestro sector. El acontecimiento se puede tildar de histórico. Antes de empezar el concierto, en vez del habitual “Señoras, señores, por favor, desconecten sus teléfonos móviles” se escuchó algo parecido a lo siguiente:

“Señoras y señores, la Orquesta y Coro Nacionales de España les da la bienvenida y les ruega que silencien sus teléfonos móviles. Así mismo, les rogamos que, en caso de hacer fotografías, estas sean sin flash para no molestar a los músicos. Muchas gracias.”

Como ya digo no recuerdo exactamente las palabras, pero tras este aviso y su posterior traducción al inglés una gran sonrisa se dibujó en mi rostro. ¡Por fin! No sólo hay un nuevo soniquete antes de empezar los conciertos de la OCNE, sino que además esta institución se ha preocupado de dejar abierta la posibilidad de hacer fotos en medio del concierto, algo que da pie a compartir experiencias en redes sociales y generar así un mayor vínculo entre público y orquesta. Evidentemente no perdí el tiempo y tuiteé la buena nueva recibiendo una contestación inmediata por parte de la Community Manager de la agrupación. Chapó.

Puede parecer algo nimio, pero es que este hecho es muy reseñable. Que una institución como la OCNE haya dado este paso significa que de una vez por todas nuestras – en ocasiones caducas – orquestas han entendido la situación actual, que obliga a que tengan que ser las propias agrupaciones las que rompan las barreras que le separan del gran público. Afortunadamente bajo la dirección de Félix Alcaraz, esta agrupación ha iniciado una revolución en el campo de los nuevos formatos de concierto y creación de públicos con, en definitiva, el objetivo de acercar la música clásica a toda la sociedad.

publicidad social musik

¿A qué llevará este camino? Ni idea, pero podemos presumir que estas iniciativas harán avanzar los problemas mencionados, uno de los retos de la gestión de orquestas de nuestros días. El tiempo dirá qué estrategias funcionaron o no, pero lo que está claro es que algo hay que hacer. Y parece que poco a poco se está haciendo.

Foto: Mikel Oibar

Miguel Rodríguez
Fagotista, escritor y gestor cultural. Director técnico en la Barbieri Symphony Orchestra y colaborador en Conciertos Vitoria S.L.
2 Comments
Leave a response
  • 9 Diciembre, 2015 at 23:06

    Todo eso esta muy bien, pero ya me contaréis qué opinan los músicos y el público cuando se empiecen a oír los sonidos de los obturadores y los motores de las cámaras.
    ¡Sin flash por supuesto!, pero a diez fotos por segundo.

  • Javier
    10 Diciembre, 2015 at 14:13

    Se pueden hacer fotos con los móviles o las cámaras digitales en absoluto silencio.
    Los obturadores solamente suenan en las cámaras reflex…

Leave a Response

*