Las 10 óperas más representadas en el mundo
Previous
RANDOM
¿Se puede trabajar de la música?
Next
Empleabilidad

Igualdad en la música: mucho camino por recorrer

by Clara Sánchez28 Marzo, 2016

El pasado 8 de marzo se celebraba el día de la mujer y se reabría el debate sobre la igualdad de género en nuestro país.

Es cierto que en los últimos años, el mundo de la música, ha visto cómo la presencia de mujeres directoras de orquesta, concertino o gerentes, ha aumentado considerablemente, pero ¿cuáles son las cifras reales?, ¿es la igualdad de género una realidad en el mundo laboral en nuestro país?

Con ánimo de arrojar algo de luz al asunto, he analizado los procesos de selección de las orquestas profesionales españolas y creo que los datos hablan por sí solos.

(Análisis) ¿Igualdad de género en las audiciones de orquesta españolas? Clic para tuitear

En primer lugar, he contabilizado el total de contratos con una duración mínima de 1 año ofertados durante el año 2015 en España; éstos han sido un total de 65, de los cuáles 45 eran para especialidades de cuerda, 18 para viento (9 de viento-madera y 9 de viento-metal) y 2 para instrumentos de percusión.

Tras conocer el número total de plazas ofertadas, era necesario saber en cuántas de las audiciones se había utilizado el método de “la cortina”, un recurso que juega un papel fundamental en lo que se refiere a igualdad de oportunidades, ya sea de género, raza u otras características. La cortina sirve para separar visualmente al jurado del candidato, y lleva utilizándose desde hace más de 40 años en muchos países; además, en algunos de ellos, su uso es obligatorio. Varios estudios universitarios al respecto han demostrado que esta medida aumenta en un 50% las posibilidades de pasar de ronda para una mujer.

Un claro ejemplo de la utilidad de la cortina es la conocida historia de la trombonista Abbie Conant, quién protagonizó un suceso muy esclarecedor al respecto: En 1980, la afamada Orquesta Filarmónica de Munich realizaba una audición para la plaza de trombón solista; tras la primera ronda de audiciones, celebrada con cortina de por medio, el no menos afamado director de orquesta Sergiu Celibidache opinaba que, sin lugar a dudas, Conant era la mejor candidata para la orquesta; pero sin la susodicha barrera, el director tenía muy claro que el trombón era un instrumento reservado para hombres. Si la orquesta no hubiera utilizado este procedimiento que debe garantizar el anonimato del candidato, Abbie Conant probablemente no habría tenido si quiera la posibilidad de tocar con la Filarmónica de Munich.

En nuestro país, la gran mayoría de orquestas profesionales españolas ya utilizan la cortina en la primera ronda de sus audiciones, pero son muy pocas las que repiten el proceso en todas las rondas o fases de las mismas. Tan sólo un 12% de las 65 plazas ofertadas en el año 2015 en España fueron resueltas con el telón de por medio.

Otro dato importante que se ha tenido en cuenta para realizar este estudio, ha sido el porcentaje de mujeres y hombres presentados a los procesos de selección. Tras analizar las listas de candidatos de los instrumentos de los cuales se han hecho audiciones el año pasado, los resultados han sido los siguientes: en los instrumentos de cuerda, el porcentaje de mujeres presentadas ha sido de entre el 56% y el 57%; en flauta, el número de mujeres presentadas se eleva hasta el 63%; en instrumentos con un número muy escaso de plazas ofertadas en 2015, como la trompa o la percusión, el porcentaje de candidatas desciende considerablemente, situándose en un 20% de mujeres presentadas en el primer instrumento y un 23% en el segundo.

Y ahora sí, con todos estos datos, podemos analizar objetivamente los resultados de las audiciones celebradas en España en 2015.

Análisis. Audiciones de Orquesa

De las 65 plazas ofertadas, los hombres ganaron en el 67% de las ocasiones, las mujeres obtuvieron el 21% de estas plazas, el 12% restantes fueron declaradas desiertas.

A la vista de estos resultados, creo que sería conveniente, como mínimo, reflexionar sobre el por qué de esta situación en pleno siglo XXI. Una sociedad con igualdad de oportunidades es una sociedad más justa y avanzada, y creo que en el mundo de la música, aún tenemos un largo camino por recorrer en materia de igualdad.

Leave a Response

*