¿Han vuelto los discos de vinilo para quedarse?
Previous
RANDOM
8 consejos sobre el derecho de autor (infografía)
Next
Empleabilidad

Tocar en orquestas profesionales. ¿Misión imposible?

by Miguel Rodríguez9 Septiembre, 2015

El acceso a una plaza dentro de una orquesta profesional siempre ha sido una tarea complicada… y los números no engañan.

No hace mucho hablaba con un compañero sobre el tema de las orquestas. El tipo en cuestión es un profesional muy competente, estudioso y con un currículum impecable. En definitiva un grandísimo instrumentista que desarrolla su carrera tocando regularmente con distintas orquestas, tanto españolas como del resto de Europa, todas de grandísimo nivel, pero sin conseguir la tan ansiada estabilidad económica. “Me doy dos años” me decía “si no, busco otra cosa”. Triste, pero cierto.

Y ahora viene la dosis de realidad, la matemática básica aplicada a nuestro sector para unos o el vamos a contar mentiras tralará para otros: El número de músicos por plaza ofertada. Para ello usaremos datos de la Asociación Española de Orquestas Sinfónicas (AEOS) y cálculos aproximados de nuestras enseñanzas superiores. Partiremos de los siguientes supuestos:

  • Hay 25 orquestas profesionales estables en nuestro país, a las que les supondremos una plantilla media de 80 profesores por orquesta.
  • Hay aproximadamente 23 conservatorios superiores en nuestro país sin contar universidades de nueva creación como los nuevos grados superiores de la Universidad Alfonso X El Sabio, el Centro Katarina Gurska o Progreso Musical.
  • Hay 15 especialidades (excluyendo instrumentos afines) dentro de una orquesta profesional.
  • Establezcamos una media de 4 alumnos por especialidad que acaben al año en cada conservatorio. Así contrarrestamos los muchos violines y violas por los pocos tubas o fagotes.
  • Establezcamos una tasa de reposición de profesores de orquesta del 5% por año.

Con estos datos nos sale un total de 2000 profesores de orquesta en plantilla. Sin embargo la salida de alumnos de esas 15 especialidades según los datos anteriores – a ojo, vuelvo a insistir – es de 1380 alumnos por año. Por muy sui géneris que sea todo el planteamiento, la realidad está ahí. Pero vayamos más allá. Hemos hablado de una reposición del 5%, lo que implica que en 20 años cambie toda la plantilla de todas las orquestas. Para ese entonces habrán salido de los conservatorios 27600 alumnos totales.

Tocar en orquestas profesionales. ¿Misión imposible? Clic para tuitear

Evidentemente todo esto es una aproximación que no tiene en cuenta muchos factores como los alumnos egresados que encontrarán su camino en el extranjero, los que serán profesores o aquellos que terminarán dedicándose a otras carreras totalmente diferentes… pero si nos ponemos a aproximar, tampoco es cierto que en 20 años cada orquesta se renueve. Es más, la AEOS se ha hecho eco de 13 plazas totales este año más una bolsa de trabajo (cuando según nuestro planteamiento del 5% tendrían que haber salido unas 100 vacantes).

Con este artículo no pretendo desanimar a nadie, simplemente abrir los ojos del que no los tenga abiertos para que no se llame a engaños. Tocar muy bien ya no es sinónimo de una plaza: hace falta una correcta gestión de la carrera artística, marcarse metas a corto, medio y largo plazo, y trazar un plan de acción consecuente con ellas.

Y en cualquier caso, otra fantástica realidad es que el mundo no se acaba con las orquestas. Existen muchas formas de vivir dentro del sector sin ser instrumentista a tiempo completo, tan válidas como sentarse a ensayar todos los días y salir a tocar un concierto a la semana. Simplemente haceros la siguiente pregunta: ¿Os gusta la música en general u os gusta tocar un instrumento?

Ahí tenéis la respuesta. Ahora a por ello.

Imagen: Martin Good

Miguel Rodríguez
Fagotista, escritor y gestor cultural. Director técnico en la Barbieri Symphony Orchestra y colaborador en Conciertos Vitoria S.L.
3 Comments
Leave a response
  • 9 Septiembre, 2015 at 12:34

    Creo que el día en el que ves que una orquesta no es la única salida, es cuando comienzas realmente a disfrutar de tu carrera musical. A unos nos da por la Pedagogía o por el Marketing Digital, y aunque todo se puede compatibilizar con conciertos con orquestas, te das cuenta que puedes tener una carrera plena y vivir de la música incluso sin tocar una nota.

    ¡Gran artículo, Miguel!

  • Miguel Rodriguez
    9 Septiembre, 2015 at 14:51

    Efectivamente Elena, de ahí que ahí mi pregunta para cerrar el articulo! La música son muchas cosas mas allá de tocar notas y cuanto antes nos demos cuenta mas posibilidades se abrirán ante nosotros.

    Gracias por el comentario!!

    • jose manuel macias romero
      9 Septiembre, 2015 at 17:27

      Mis felicidades por el buen trabajo dando por sentada la rigurosidad. Opino, que en este país nuestro somos muy alegres con aquello de la calidad profesional, conozco algunos de los que aquí se autodenominan como excelentes solistas y cuando tienen oportunidades en orquestas punteras del mundo una vez realizada la prueba no son estimados porque en realidad no dan la talla. Tengamos en cuenta que el concepto de calidad que se maneja aquí, está muy pero que muy superado en Europa en lo concerniente a la música. No obstante tengo que reconocer que muchos de los nuestros hace tiempo vienen ocupando atriles en las mejores de Europa y no precisamente de tutti. Gracias y adelante.

Leave a Response

*