¿Cómo es la imagen de la música?
Previous
RANDOM
¿Por qué no vamos a los conciertos?
Next
Ciencia y Salud

La música y la supervivencia de la especie

by Marta Arias14 Septiembre, 2015

Más allá de una cuestión cultural, la música puede ser considerada como una función biológica en el ser humano.

No hay ninguna civilización en el mundo que no tenga su propia música. Cabe entender, entonces, que no es un capricho cultural: es un elemento clave en las interacciones humanas.

¿Cuánto de esto puede guardar relación con nuestra supervivencia como especie?

Nuestro cerebro está conformado en tres estratos evolutivos, de menor a mayor especialización: los más primarios se encargan de las funciones autónomas (latido cardíaco, ritmo respiratorio…) y de las reacciones fisiológicas ante estímulos emocionales. Son centros que tienen un papel principal en la respuesta cerebral a la música. Entonces, si la música no fuese una cuestión vital, ¿habría algún motivo por la que esa relación habría de mantenerse a lo largo de la evolución?

La música, una cuestión vital Clic para tuitear

Algunos experimentos como el que dirigió Harlow con crías de mono, y otros más terribles como los realizados con humanos en el siglo XX, pusieron de manifiesto que para un bebé no solo es necesario el sustento para sobrevivir, sino la interactuación con un adulto. Es instintivo en el ser humano abrazar a un bebé, mecerle rítmicamente cuando está intranquilo, y hablarle con una prosodia exagerada, con picos melódicos mucho más marcados que cuando hablamos con otros adultos. ¿Os habíais fijado? Ese habla melódica, llamada baby talk, es también instintiva y nos garantiza que el niño vaya a recibir la emoción en nuestra entonación, que generalmente le da más información que las mismas palabras.

Por otro lado, el cuerpo humano es ritmo. Sístole, diástole. Contracción, relajación. Inspiración, espiración. Hay numerosas enfermedades relacionadas con la alteración de los ritmos corporales. Nuestro cerebro disfruta con el ritmo y sus funciones tienden a sincronizarse con el existente en su ambiente, también por medio de otros mecanismos nerviosos como las neuronas espejo.

Si contamos con que nuestro cuerpo es ritmo y nuestra emoción melodía, y sumamos la armonía como relación ordenada con el medio, ¿alguien puede decir que no somos criaturas musicales?

Marta Arias
Fisioterapeuta, flautista, musicóloga y musicoterapeuta. Parte del proyecto musical y cultural Voces del Más Acá
1 Comments
Leave a response
  • 17 Septiembre, 2015 at 14:32

    Creo que lo que hace a la música tan especial es esa mezcla de arte y ciencia.

    En mi opinión la música nos conecta con cosas que no entendemos racionalmente sobre nuestra existencia y sobre el universo.

    Cada uno tendrá sus ideas y creencias. Estas son las mías 🙂

    Saludos!

Leave a Response

*