Los dolores de los músicos, inventario rápido
Previous
RANDOM
La LOMCE desoye las recomendaciones de la Unión Europea sobre Educación Musical
Next

La clásica se renueva: tres ejemplos

by Miguel Rodríguez13 Enero, 2016

Hoy en día vivimos tiempos de cambio constante, con avances increíbles que, de una manera u otra, afectan a nuestra sociedad. Las orquestas, como parte de esa sociedad, no pueden permanecer impasibles a dicho cambio, tema que ya hemos tratado en varias ocasiones en esta casa y que retomaremos con el artículo de hoy.

Obviamente las agrupaciones deben seguir ofreciendo programaciones con conciertos “al uso”, pues sigue habiendo público para ello y de otra forma perderían gran parte de su esencia como “orquestas sinfónicas”. Sin embargo, como veremos ahora, existen maneras de compaginar ambas ideas. Hoy os traigo tres ejemplos ordenados según su complejidad con sus pros y contras:

Tres propuestas para renovar la música clásica Clic para tuitear

  • Móviles en conciertos: De esto ya hablamos el otro día pero lo traigo a colación de nuevo porque, si bien es un tema que puede ser espinoso en principio para el público habitual de las salas de concierto, es innegable que las nuevas generaciones tienen el uso del móvil como un hecho cotidiano en sus vidas. Darles la espalda puede ser un error a la hora de intentar atraer esos nuevos públicos de los que tanto se oye hablar.
  • Experiencia de concierto: Todavía no somos del todo conscientes del enorme potencial que tiene la vivencia de una actuación en directo. Hay enfoques por trabajar y descubrir, pero afortunadamente existen agrupaciones que están empezando a explorar otras formas de que el público potencie su implicación en el proceso de la audición, y es que cada oyente va con una idea diferente al auditorio de turno – desde enseñar pieles hasta apreciar todos los matices de la interpretación de la orquesta. Es gratificante ver que ya se toma conciencia de las posibles variantes para desarrollar nuevas experiencias de concierto, y como ejemplo pondremos la de introducir a público dentro de la orquesta para que disfruten como un músico más. Así podemos ver a la Barbieri Symphony Orchestra desde hace dos años, la Film Symphony Orchestra en su gira de este año o al Grupo Concertante Talía como ejemplo de esta práctica llevada a cabo con éxito.
  • Otros formatos: También lo hemos comentado alguna vez, pero al igual que sí hay que hacer conciertos “tradicionales”, también hay que trabajar nuevos formatos que conecten con la sociedad actual. Una de las orquestas más punteras en este sentido es la New World Symphony, de la que seguro hablaremos en más artículos, pero que para ir introduciéndola os dejo el siguiente vídeo de los espectáculos nocturnos que llevan a cabo en su auditorio.

Como siempre estas apuestas suscitarán respuestas a favor y en contra, pero en cualquier caso lo importante es generar debate creando modelos de desarrollo para nuestro sector que, como todos sabemos, falta nos hace.

Miguel Rodríguez
Fagotista, escritor y gestor cultural. Director técnico en la Barbieri Symphony Orchestra y colaborador en Conciertos Vitoria S.L.
3 Comments
Leave a response
  • Marita
    14 Enero, 2016 at 02:53

    Bellos articulos, un placer conocerlos , son de colección

  • Miguel Rodríguez
    14 Enero, 2016 at 21:26

    Muchas gracias Marita, me alegro de que te gusten.

    Un saludo.

  • Carlos Alberto Diaz
    19 Enero, 2016 at 18:23

    Con la humildad y Sabiduría…con la cual, uno puede analizar y entender mucho más cada parte – análisis – ” Las Palabras Faltan…. para decir….- MIL GRACIAS…………………”

Leave a Response

*